3.4.11

9

votar

Personaje Museístico: Jaime Escalante, el profesor de Matemáticas de los pobres

Además de ser declarada “la mejor serie de televisión de todos los tiempos”, Los Simpson destaca por la gran cantidad de “citas eruditas” que presenta en cada episodio (no por nada muchos de los guionistas y productores de la serie son físicos, matemáticos e ingenieros - y hasta encontramos un profesor de la universidad de Yale-).

De esta forma, en el séptimo episodio de la temporada 14 de Los Simpson, la maestra Krabbappel es nominada al premio de Maestra del año, pero al final pierde el premio a manos de un tal "Julio Estudiante, por haber enseñado a los estudiantes que las ecuaciones diferenciales son más poderosas que las balas”.



Ahora bien. ¿Quién es, o mejor dicho, a quien alude Julio Estudiante?.

Veamos. Este “Julio Estudiante” no es nada más ni nada menos que Jaime Escalante, un profesor de matemáticas nacido en La Paz, Bolivia, que enseñaba en una escuela de los barrios bajos de Los Ángeles y que logró que sus alumnos sobresalieran en matemáticas compitiendo con estudiantes de las mejores escuelas del país. A continuación su historia.

Jaime Alfonso Escalante Gutierrez era uno de los hijos de una pareja de maestros bolivianos. Durante el tiempo que vivió en Bolivia enseñó Física y Matemáticas a personas de condición extremadamente humilde, por espacio de 12 años.

En 1964 decidió emigrar a Puerto Rico e inició su preparación universitaria en aquel país estudiando Ciencias y Matemática. Posteriormente, emigró a EEUU, específicamente al estado de California, y como no dominaba bien el inglés y sus credenciales como profesor no eran válidas para ejercer la enseñanza, comenzó a estudiar de noche en el Colegio de la Ciudad de Pasadena. Luego ingresó a la Burroughs Corporation, y finalmente a la Universidad Pública de California donde obtuvo el grado de Matemáticas. Fue alumno del destacado matemático estadounidense Louis Leithold.

Hacia 1974 comenzó a dar clases en la Garfield High School, ubicada en uno de los barrios más pobres del este de Los Ángeles, California. En un principio, Escalante estaba desalentado por la deficiente preparación de sus estudiantes, pero rápidamente cambió de opinión al encontrar a 12 estudiantes quienes deseaban recibir preparación en Álgebra.


Cuatro años más tarde, Escalante alentó a sus alumnos a que dieran los exámenes para la acreditación anticipada de materias universitarias. De los 5 estudiantes que rindieron el examen, 4 de ellos lo aprobaron…
En 1982 se inscribieron 18 alumnos y esta vez aprobaron todos con calificaciones superiores a las de las escuelas más caras y prestigiosas del país. Pero, crease o no, 14 de esos exámenes fueron anulados por sospechas de fraude (claaaro, ¿a quién se le ocurre que unos inmigrantes muertos de hambre puedan sacar mejores notas que los niños ricos de Beverly Hills?). Sin palabras.


Continuemos. El caso, desde ya, ganó bastante notoriedad en EEUU pues varias organizaciones pusieron el grito en el cielo. Distintas acusaciones de racismo –debido al origen humilde y latino de los estudiantes- lograron que el examen fuera repetido. Esta demás decir que TODOS volvieron a aprobar…

Este episodio inspiró al escritor Jay Mathews para escribir el libro “Escalante: The Best Teacher in America” presentado al público en 1988 y sirvió de base para la película “Stand and Deliver” (literalmente “póngase de pie y diga la lección), conocida en Latinoamérica como: "Con ganas de triunfar" o "Lecciones inolvidables" .


Jaime Escalante, después de una larga batalla contra el cáncer, falleció el 30 de marzo de 2010 a la edad de 79 años cuando se encontraba en la casa de su hijo en Sacramento...

Un dato por demás curioso: según “Los Angeles Times”, fue Edward James Olmos (el actor que representó a Jaime Escalante en el filme “Con ganas de triunfar”) quien lo acompañó hasta sus últimas horas de vida, el cual dijo que el profesor "murió rodeado de sus hijos y nietos".



Adieu.

9 comentarios:

MariluzGH dijo...

Hay mentes privilegiadas que saben enseñar y transmitir sus conocimientos con la misma naturalidad que comen un plato de sopa.
(Pena que algunos de los míos intentaban tomar la sopa con tenedor en lugar de cuchara) ;)

Interesantísima entrada

abrazos para ti y caricias a 'los niños'

La Perfida Canalla dijo...

No tenia ni idea....¡Me ha encantado!
Por cierto soy Perfida
Un saludo coleguita

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Repetir un examen por la condición social de quien lo aprueba es una bajeza moral que únicamente se puede producir en “el país en el que se mira la democracia”, con minúscula.

Jaime Escalante debió ser un extraordinario pedagogo porque consiguió interesar a jóvenes hartos de la sociedad en la que vivian e incluso, pienso que hartos de la propia vida, en una materia tan abstracta como importante.

Creo que tanto los recursos didácticos como su metodología se deberían explicar a los futuros profesores.

Te agradezco, Agustina, tu excelente ayuda para poder estudiar “Escalante: El mejor profesor de América”. A la vez, buscaré “Con ganas de triunfar”.

Ha sido un placer leer tu publicación.

Un afectuoso saludo.

noaguantoamijefe dijo...

Super interesante, no tenía ni idea de que los guionistas de los Simpson fueran tan eminentes.
En cuanto al profesor, ojalá hubiera más gente así en el planeta, que te ayude a creer en ti mismo, sean cuales sean tus circunstancias.
Me encanta tu blog.
Un abrazo.

Enrique Arias Valencia dijo...

Un dato lleno de emoción y que resalta el triunfo del empeño humano.

UN abrazo

don vito andolina dijo...

Hola bello e íntimo blog, profundas, hondas entradas,si te gusta la comunión entre palabras, la poesía,te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen martes, besos cómplices...

Loli Salvador dijo...

Me quedo con ese dato que me gusta tanto: alumnos pobres con una formación rica.
Me ha parecido tan buena historia como desconocida. Un abrazo Agustina.

KrmN BastidA dijo...

Desde luego, si la mayoría de los profesores fueran como fue este señor, otro gallo nos cantaría a los estudiantes... Sobre todo a los que no somos hijos de papá.
Como profesora también que soy, debo decir que no hay mayor orgullo en esta profesión que el ver y tener constancia del progreso de tus alumnos... Aunque por desgracia hay otro tipo de profesores que parece que les alegra el poner en práctica el famoso verbo CATEAR.
Lástima que la garras de la muerte lleguen incluso a los grandes mitos como este hombre.

Muy bueno el reportaje, siempre tan interesantes...

Un saludo!

Anónimo dijo...

http://msn.com - [url=http://msn.com]msn[/url] msn
msn